Que hay detrás de la cadena sevillana Peluquerías Low Cost?

El empresario de Simón Verde fue increpado por un grupo de afectados en los juzgadosUn comunicado de la Policía Nacional sacaba a la luz hace unos meses la investigación que llevaban a cabo sobre las actividades de la cadena de peluquerías Low Cost. Una firma sevillana que en los últimos años ha tenido una expansión comercial explosiva hasta llegar a los 600 establecimientos franquiciados sólo en cinco años. Los investigadores sostienen que la base de ese próspero negocio, basado en servicios de estética a precios muy baratos, tiene un origen fraudulento.

Según las pesquisas que instruye el juzgado 19 de Sevilla, el dueño de la firma y sus colaboradores más estrechos crearon en 2015 un entramado de empresas dedicadas a la formación, la gestión fiscal y las peluquerías con el fin de obtener beneficios fiscales y cuantiosas subvenciones. Los nuevos franquiciados que entraban a formar parte de la firma estaban obligados a contratar los servicios de asesoría y la academia que le imponía la franquiciadora. Sus trabajadores entraban en plantilla con contratos bonificados de formación, percibiendo un sueldo de aprendiz a pesar de ser peluqueros profesionales.

Los cursos que recibían los empleados los impartía una empresa del mismo entramado, que se anunciaba como un centro homologado de la Junta de Andalucía, que los franquiciados comprobaron posteriormente, al estallar el escándalo, que no era así.

Detrás de esta red de sociedades hay un nombre: David Llera Domínguez, quien declaró el pasado día 18 en calidad de investigado ante la juez como presunto cerebro de un fraude fiscal que la Inspección de Trabajo, la Seguridad Social y la Policía Nacional cifra en unos tres millones de euros.

A la izquierda y de espaldas, David Llera, es agredido por un grupo de afectados

Este vecino de la urbanización de Simón Verde en Mairena del Aljarafe fue detenido junto a otras 36 personas que constan en la causa y ahora está en libertad con cargos. El Grupo de Fraude Fiscal de la Policía Judicial no es el único que tiene en su punto de mira a este joven empresario, de origen humilde y al que le constan antecedentes policiales por estafa. Los franquiciadores que también cayeron en la operación policial lo acusan de haberles arruinado la vida.

Unos pequeños empresarios que no sólo están ahogados por las deudas que les reclama la Seguridad Social; ahora además deben enfrentarse a un procedimiento judicial. Un grupo de ellos esperó al dueño de la cadena a que saliera del juzgado de prestar declaración. Llera iba escoltado por dos hombres, pero no evitó que estos antiguos franquiciados se abalanzaron sobre él. La tensión fue máxima.

«De comilonas y viajes»

Los afectados aseguran que eran ajenos al fraude porque la franquiciadora les imponía los trabajadores y la asesoría que se encargaba de darles de alta. Ahora la Seguridad Social les reclama cifras que superan en algunos casos los 100.000 euros por contratación irregular.

Se lamentan que, en cambio, a «los organizadores del fraude, a quienes no se les reclama importe alguno, sí se han lucrado y enriquecido enormemente como presumen en sus redes sociales de coches de alta gama, viajes, comilonas…», señalan desde la plataforma de afectados de las peluquerías Low Cost.

La mayoría de ellos se han puesto en manos de una letrada y han rastreado los perfiles sociales abiertos del dueño de la cadena y de otra de las piezas claves del entramado, la responsable de formación Mar Romero, quien también declaró el día 18 en calidad de investigada. La Policía la considera la mano derecha de David Llera. Los afectados aseguran que son o han sido pareja; una relación sentimental que el empresario de Simón Verde negó durante su declaración.

Los antiguos franquiciados han rastreado los perfiles sociales del empresario y han visto el alto tren de vida del que hace gala en internet

Los cursos que recibían los trabajadores se impartía en un centro, de nombre Deluxe, que funcionaba en Salteras. Hoy en día está cerrado. Ante la juez, David Llera admitió que había recibido 1,5 millones de euros en ayudas públicas para la formación, pero se desentiende del sistema de contratación que había en la cadena. Responsabiliza de las irregularidades a los exfranquiciados.

Gracias al rastreo de los perfiles de los dos principales implicados en el fraude, los afectados han descubierto el alto tren de vida que mantiene el dueño de la cadena, con frecuentes viajes al extranjero y a destinos exóticos como los Emiratos Árabes o México; visitas a restaurantes del madrileño barrio de Salamanca, Marbella o la costa gaditana donde los precios no son contenidos como en sus peluquerías.

Su actividad empresarial, que queda reflejada en el Registro Mercantil, también es frenética porque en tres años aparece como administrador de hasta ocho sociedades distintas. La última la constituyó este mes de octubre.

Como medida cautelar, la juez le ha impuesto la prohibición de disponer del patrimonio que tiene a su nombre. En la sala, la instructora fue detallando sus bienes: un chalé en Simón Verde, una finca en Mairena, un Aston Martin, un Maserati… «Yo llegué a perder la cuenta», señala uno de los letrados. La misma medida se ha acordado para Mar Romero.

Ese sistema, hoy bajo sospecha, no se mantuvo en la cadena. Hoy en día hay operando franquicias de Low Cost que trabajan de manera distinta y que han quedado fuera de la operación

Acerca de mairenaljarafelibre

En Mairena del Aljarafe este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Empresarios de mi ciudad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s