Reutilizá un viejo router

Si tienes guardado un router adquirido hace tiempo para disfrutar de una mejor red wifi. Sea como sea, lo cierto es que es posible sacar estos dispositivos del olvido para darles una segunda y útil vida.

Para ampliar la señal de tu red wifi

Ya sea porque la casa tenga muchos recovecos o porque el router no esté bien situado en el centro del hogar, lo cierto es que es bastante habitual que la red wifi no llegue a todas las habitaciones. Irónicamente, un router viejo puede ser la solución: su función puede pasar a ser la de repetidor de la señal, expandiendo la superficie cubierta por la red wifi. Dedicando algo de tiempo, podrás ampliar la señal de tu hogar con tu viejo dispositivo.

Crea una red local

Otra opción pasa por usar el router antiguo como nexo de unión entre distintos dispositivos dentro de una misma casa. El objetivo no sería otro que crear una red local que, sin necesidad de tener acceso a internet, pueda servir para compartir archivos entre los distintos aparatos o incluso crear partidas multijugador con participantes situados en los distintos ordenadores de una misma casa. No todo es internet en el mundo de los routers, al fin y al cabo.

Tu propio servidor

Razor512/Flickr

Si la anterior opción es útil en una empresa, uno de sus usos derivados puede ser todavía m

ás práctica en un hogar. No en vano, el router antiguo puede hacer las veces de servidor:

bastaría alojar en él cualquier archivo desde alguno de los equipos para luego disfrutarlos en los demás. De esta forma, sería posible enviar una película o un disco de música hasta un proyectos recurriendo únicamente a ese servidor local, sin necesidad de ‘pendrives’.

Conectando varios dispositivos

Otra opción es usar el router como una suerte de enchufe para conectar varios dispositivos entre sí. O, lo que es lo mismo, crear una red local como se ha indicado anteriormente, pero prescindiendo de la red wifi y las no siempre estables ondas: los cables Ethernet pueden ser los que creen la red, viajando y conectando distintos routers y equipos.

Internet para los invitados

Algunos de los routers modernos que ofrecen las compañías a día de hoy cuentan con conexión a través de una única banda en 5 GHz que no es compatible con todos los dispositivos. Así, quizás no sea mala idea contar con un segundo router (sí, ese que parecía inservible) para que cualquiera que pise tu casa sin tener un móvil capaz de conectarse al moderno pueda seguir disfrutando de un rato de wifi gratis.

Experimenta

Los routers cuentan con un sistema operativo y algunos como LEDE o Tomato ofrecen más posibilidades que los que suelen venir instalados de fábrica, por ejemplo menos limitaciones en cuanto a los tipos de conexiones o en lo que a la velocidad de las descargas se refiere. Así, si no le tienes excesivo aprecio a ese router viejo que ha aparecido olvidado y lleno de polvo, otra posibilidad es comenzar a cacharrear su ‘software’ para intentar sacarle el máximo partido.

Del ordenador a la impresora

Conectar el viejo router a una impresora antigua también es una opción: si bien muchas de las modernas ya cuentan con conexión wifi para que cualquier dispositivo del hogar les pueda mandar documentos, no sucede lo mismo con las impresoras con años de antigüedad. Bastará conectar el router al aparato vía USB para que otros equipos puedan ordenar imprimir sin necesidad de estar conectados a través de cables.

Jared moran/Flickr

La internet de las cosas

De hecho, el router puede servir de igual forma para gozar de algo más de capacidad a la hora de crear una red doméstica en la que alojar los numerosos aparatos conectados que ya van aterrizando en los hogares. Si frigoríficos, lavadoras y otro tipo de electrodomésticos inteligentes conquistan nuestra casa, puede que la conexión del router habitual se quede escasa. De esta forma, una nueva red local basada en un router antiguo podría ser suficiente para dar buena cuenta de las necesidades de este tipo de aparatos y convertir tu casa en un hogar inteligente.

Marchando una VPN

Otra opción pasa por sustituir el ‘firmware’ del viejo router para incorporar un servidor VPN (una red privada virtual). De esta forma, sería posible disfrutar de conexiones remotas seguras y, sobre todo, privadas con las que acceder a archivos y servicios sin ser identificado.

Cirugía

Sin embargo, si ninguna de esas alternativas resulta de utilidad, siempre cabe la posibilidad de destripar el aparato para aprender algo sobre sus órganos. Cables, placas y otros componentes obran la magia de la conexión de internet y nunca está de más conocerlos de cerca. Además, otra opción es recurrir a esas piezas en caso de que el router principal se averíe. Con un poco de suerte (y bastante maña), algún componente servirá para hacer una chapuza temporal.

Anuncios

Acerca de mairenaljarafelibre

En Mairena del Aljarafe este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Todas las categorias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s