David rey, santoral Felicidades a los David

David es un nombre hebreo que significa “amado”. Las versiones griega y romana de este nombre son Agapito, Erasmo, Amado. Tiene un bello significado que se complementa con un personaje de primera magnitud: El rey David.

Atendiendo a su riquísima iconografía vemos que David ha sido percibido como un modelo de juventud y belleza (Miguel Ángel, Donatello, Verrocchio, Caravaggio…) y que todos los episodios de su vida han inspirado a los artistas desde los primeros tiempos del cristianismo, empezando en las mismas catacumbas. En las puertas de madera de San Ambrosio de Milán, en la fuente de orfebrería chipriota de Nueva York , en vidrieras, frescos, etc. se representa el ciclo completo de la historia del rey David. Su lucha con Goliat aparece en capiteles, en una tabla de Pallaiuolo, en la estatua de Bernini; su consagración como rey fue tratada por Rafael y el Veronés; su penitencia inspiró al Domeniquino; en la Biblia de Carlos el Calvo es representado como músico de Samuel.

El Rey David es un personaje polifacético: adolescente hacendoso, valiente y hábil, que con la gesta contra Goliat dio fin a su oficio de pastor para iniciarse en el de rey. Soldado leal con Saúl, cuya vida respetó a pesar de tenerla unas cuantas veces en sus manos, por más que él le perseguía e intentaba matarle por todos los medios. Amigo fidelísimo de Jonathan, hijo de Saúl. Padre amantísimo de Absalón, a quien nunca quiso hacer daño a pesar de ser perseguido encarnizadamente por él. Débil en su pecado contra Urías, mandándolo a primera línea de combate para que cayese y así quedarse con su mujer, él que tenía cuantas quería. Pero sincero luego en la penitencia. Gran rey, que unificó Israel, conquistó Jerusalén, a la que llamó Ciudad de David; pacificó las fronteras y dejó preparado el camino a su hijo Salomón, que alcanzó el mayor esplendor del reino de Israel y construyó el templo de Yahvé. Gran poeta que compuso numerosos salmos y recopiló otros, creando así una de las más bellas obras literarias de Israel. La memoria del rey David ha permanecido viva a lo largo de los siglos porque su espíritu y su obra se han mantenido en plena vigencia.

Es largo el elenco de los David insignes. Figuran entre ellos filósofos, políticos, científicos, artistas, poetas, eclesiásticos, escritores, músicos, reyes de Georgia y Escocia, dos emperadores de Abisinia, uno de Etiopía y el legendario último emperador de Trebisonda, David Comneno, que prefirió morir con sus siete hijos y su sobrino antes que convertirse al islamismo.

Además de San David obispo de Caerleón en Gales (murió el año 544) y de San David hermano de San Román, llamado también Gleb o Cleph, hijo de San Waldimiro, el primero de los grandes duques de Moscovia que abrazó el cristianismo (hacia el año 1000), el santoral hace mención de otros cinco santos con este nombre.

Anuncios

Acerca de mairenaljarafelibre

En Mairena del Aljarafe este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s