San Miguel Arcángel: El Protector de las Almas. FELICIDADES A LOS MIGUEL

Iconos bizantinos de los ángeles (1)

La tradición cristiana nos dice que San Miguel Arcángel  es uno de los siete arcángeles y está entre los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia. Los otros dos son Gabriel y Rafael. La Santa Iglesia da a San Miguel el más alto lugar entre los arcángeles y le llama “Príncipe  de los espíritus celestiales”, “jefe o cabeza de la milicia celestial”. Ya desde el Antiguo Testamento  aparece como el gran defensor del pueblo de Dios contra el demonio y su poderosa defensa continúa en el Nuevo Testamento (2).
El mismo nombre de Miguel, nos invita a darle honor, ya que es un clamor de entusiasmo y fidelidad. Significa “Quién como Dios”. Satanás tiembla al escuchar su nombre,  ya que le recuerda el grito de noble protesta que este arcángel manifestó cuando se rebelaron los ángeles. San Miguel manifestó su fortaleza y poder cuando peleó la gran batalla en el cielo. Por su celo y fidelidad para con Dios gran parte de la corte celestial se mantuvo en fidelidad y obediencia.Su fortaleza inspiró valentía en los demás ángeles quienes se unieron a su grito de nobleza: “¡¿Quién como Dios?!.” Desde ese momento se le conoce como el capitán de la milicia de Dios, el primer príncipe de la ciudad  santa a quien los demás ángeles obedecen (3).
Su principal cometido es ser el protector frente a las tentaciones  del diablo, que aprovecha cada resquicio para pervertir al alma, el momento más crítico es cuando el ánima está esperando reunirse con Dios, es en ese estado de espera  cuando Satanás intenta seducir al espíritu y así  lo pueda arrebatar y llevar a su reino. Es cuando más se  manifiesta San Miguel y continúa su ministerio angélico   en relación a los hombres hasta que nos lleva a través  de las puertas celestiales. No solo durante la vida terrenal, San Miguel defiende y protege nuestras almas, el nos asiste de   manera especial a la hora de la muerte ya que su oficio es recibir  las almas de los elegidos al momento de separarse de su cuerpob(4).
En la liturgia la Iglesia nos enseña que este arcángel  esta puesto para custodiar el paraíso y llevar a el a aquellos que podrán ser recibidos ahí. A la hora de la muerte, se libra una gran batalla, ya que el demonio tiene muy poco tiempo para hacernos caer en tentación, o desesperación, o en falta de reconciliación con Dios. Por eso es que en estos momentos se libra una gran batalla espiritual por nuestras  almas. San Miguel, esta al lado del moribundo defendiéndole de las asechanzas del enemigo (5).
Así pues su invocación (6)  no es causal sino oportuna, pues tiene la misión de protector, al igual que el hábito de la Virgen del Carmen o de San Francisco proporcionan gracia en la hora fatídica de separarse el alma de su contenedor físico. Son pues diversos medios  de obtener gracia para estar preparado a la hora de la muerte. Ante la perdida de la vida no hay certeza posible, sólo existe la intermediación que los agentes salvíficos, que se consiguen mediante la devoción fervorosa a una o varias advocaciones, pueden proporcionan para llevar a cabo la reconciliación de la persona con el Juez Divino. Y es la Iglesia quien tiene a su disposición los medios para conseguir que esa salvación anhelada sea posible, pues recoge en  su seno todo el mundo de santidad que a través de generaciones se ha ido fraguando y que son los intercesores junto a la Virgen María que pueden abogar por el ánima ante Jesucristo Juez.
Desde el punto de vista icnográfico es representado como el ángel guerrero, el conquistador de Lucifer, poniendo su talón sobre la cabeza del enemigo infernal, amenazándole con su espada, traspasándolo con su lanza, o presto para  encadenarlo para siempre en el abismo del infierno. La cristiandad  desde la Iglesia primitiva venera a San Miguel como el ángel que derrotó a Satanás y sus seguidores y los echó del cielo con su espada de fuego. Es tradicionalmente reconocido como el guardián de los ejércitos cristianos contra  los enemigos de la Iglesia y como protector de los cristianos  contra los poderes diabólicos, especialmente a la hora de la muerte (7).

     Tres muestras de las diversas manifestaciones artistas donde encontramos  su culto, la primera, corresponde a frescos realizados hacia el  año 1.300 en estilo gótico lineal por el llamado  Maestro de Foces, datadas en el 1.300 (Siglo XIV), donde se ve como lleva las oraciones que los fieles hacen para que le lleguen a Dios; La segunda es una escultura perteneciente al Retablo mayor   realizado en 1700 por Lucas Ortiz del Boar (8), de la Iglesia Valenciana; y la tercera es la vidriera que aparece en San Miguel Vaxjo (9). Son solamente unas muestras representativas del vasto legado artístico en que viene reflejado el culto al santo referido.
Su devoción se ha extendido a lo largo del tiempo. Del mismo modo su representación ha girado según el  gusto pictórico que lo recrea, así, aparece en las primeras pinturas góticas donde aparece portando el incienso  (10), hasta  las manifestaciones que lo idealizan como guerrero y donde aparece en doble variante, encadenando u oprimiendo su talón al Diablo para meterlo en su abismo. No se sabe muy bien de donde  partió su primer lugar de culto, se supone que en las Catacumbas  romanas aparece el primer testimonio que de su culto tenemos y que después fue realizando apariciones y se fu difundiendo por los diferentes continentes. De ello tenemos buena prueba pues en la Nueva Tierra fue implantado por los conquistadores y después  se produjo el sincretismo.
La fiesta que se le tributa es el día 8 de septiembre, es propia de su devoción después se instituirá la compartida dedicándose a los tres arcángeles  (10). En España encontramos pueblos e iglesias dedicadas a su advocación:

Acerca de mairenaljarafelibre

Vivo en Mairena del Aljarafe y este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s