Sintomas para llevar tu mascota al veterinario

Estamos dispuestos a realizar muchos esfuerzos para que nuestras adoradas mascotas tengan asegurada una vida larga y feliz. Pero, a veces, nos encontramos con situaciones en las que simplemente no podemos entender lo que está sucediendo con nuestro amigo favorito.

Perros y gatos cuando requieren de nuestra ayuda.

1. Se esconde

mascota

Si tu perro o gato, de repente, empieza a huir de tus llamados, evitando encontrarse contigo, llevan mucho tiempo escondidos y se portan raros, es una señal de que necesita un chequeo veterinario por si tienen alguna lesión o enfermedades comunes.

2. Debilidad sin razón

hace

Si tu mascota se niega a jugar con sus atracciones favoritas y pasa cada vez más tiempo sobre su lecho, presta atención: puede tener problemas con su corazón. La debilidad muscular también es un síntoma de otras enfermedades, entre ellas, ataques de garrapatas u otros parásitos.

3. Se niega a comer

esto

Si tu perro o gato se niega a comer por un largo periodo de tiempo y, sobre todo, no quiere beber, debes llevarlo cuanto antes al veterinario. Puede existir riesgo de contraer un amplio abanico de enfermedades.

4. Se encorva o adquiere otras posturas antinaturales

llevalo

La espalda muy encorvada o, a la inversa, hundida hacia atrás, la cola entre las piernas, te indican que sufre un dolor punzante. Un perro o un gato con estos síntomas, debe ser examinado y cuanto antes mejor. También puede ser síntoma de algún tipo de problema renal.

5. Relame constantemente la misma zona

cuanto

Este síntoma es difícil de diagnosticar, ya que los animales se relamen con frecuencia. Pero los especialistas dicen que, en cuanto percibas que tu mascota lo hace en la misma zona muchas veces durante el día, y sobre todo, con inquietud y tensión, debes llevarla al veterinario para que reciba ayuda a tiempo.
.
6. Flatulencias, gases y vómitos

antes

En estos casos, los expertos encuentran dos motivos fundamentales: la invasión de lombrices o un trastorno del sistema digestivo (bacterias en exceso, un rendimiento anormal del hígado, páncreas o intoxicación). La hinchazón abdominal sin síntomas adversos puede indicar trastornos en el sistema urogenital.

7. Jadeos en exceso

veterinario

Si su respiración frecuente no está relacionada con ejercicio físico o un intenso juego, eso puede indicar problemas del corazón o ser un síntoma de elevado estrés. Distinguirlo, le corresponde al veterinario, que debe valorarlo. También puede ser síntoma de que tenga garrapatas.

8. Silba o gruñe, maulla a manera de lamento o gimotea

Si tu mascota hace esto, llévalo cuanto antes al veterinario

Cuando los animales sufren dolor, empiezan a tratar con hostilidad hasta a las personas que quieren. Si en la voz de tu mascota aparecen notas agudas, significa que te pide ayuda. Entre sus causas puedes encontrar inflamaciones con fiebre alta, dolores de distinta intensidad y hasta encefalopatía.

9. Dificultad en sus necesidades

mascota

Muchos gatos maúllan antes de ir al baño, avisando a toda la casa. Pero si has notado un estado inquieto en tu mascota, si se mueve en su arenera y no puede conseguir hacer sus necesidades, o lo hace con un lamento, o el perro gimotea en el proceso de orinar, llévalos urgentemente al veterinario. Las enfermedades del sistema urogenital ponen en riesgo su vida.

10. La cabeza contra la pared

hace

Si tu perro o gato se sienta frente a la pared, o está de pie, apoyando el hocico hacia ella, es un síntoma de que puede estar afectado su sistema nervioso (infección, lesión o hasta un tumor). Hay que llevarlo al veterinario de inmediato.

11. Dificultad al respirar

esto

Si inhalando y exhalando han aparecido silbidos, ruido en exceso y se nota que la respiración se ha desplazado desde el esternón hasta el vientre, contacta con el veterinario tan pronto como sea posible.

12. Hinchazones

llevalo

Cada día, acariciando a tu mascota, examínalo visualmente. Si en alguna zona ha aparecido una hinchazón, cuidadosamente, estúdialo. Puede ser un simple golpe u otras enfermedades más serias. Sin duda, cualquier hinchazón es mejor que la examine el veterinario.

13. Cojera

cuanto

Se nota enseguida, y si su causa no es fruto de un sencillo trauma casero, como una caída o meter la patita por la puerta por accidente, hace falta consultar con el especialista para que el funcionamiento completo de la extremidad se recupere.

14. Un tercer párpado en el gato

antes

El tercer párpado suele aparecer cuando el gato se duerme, pero si se ve mientras está despierto y alcanza un tamaño de casi la mitad del ojo, significa que es síntoma de una enfermedad. Si el tercer párpado ocupa la mayor parte del ojo, los veterinarios sospechan la presencia de alguna infección, entre ellas, el virus de la panleucopenia felina.

15. Diarrea o estreñimiento

veterinario

Determinados trastornos digestivos, así como el estreñimiento, pueden ir acompañados de ciertas enfermedades de carácter grave (tumores y lesiones de la médula, una intoxicación grave, proctitis, etc.). En caso de sangrado, fiebre, cambios de temperatura extremos o pérdida de conciencia, es necesario acudir de inmediato al veterinario.

Acerca de mairenaljarafelibre

Vivo en Mairena del Aljarafe y este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Cultura, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s