Felicidades a los Luises y Patricias en su Santo

Hoy es San Luis de Francia Santa Patricia, Felicidades a todos los Luises, que son muchos, que celebran hoy su Santo y a todas las Patricias.

San Luis (Lluis IX, rey de Francia), hijo de Luis VIII el León, nació en 1214.Durante su minoría de edad ejerció la regencia su madre, Blanca de Castilla; era la primera mujer que gobernaba en Francia y la dejó seguir gobernando su hijo hasta 1242. La experiencia acumulada junto a su madre le sirvió para gobernar con prudencia y sabiduría. En el interior suprimió la revuelta de los barones del Midí y del Oeste, tras lo cual Francia quedó pacificada. Controló a los bailíos y senescales, impuso su moneda en todo el reino, transformó la corte feudal en un órgano de gobierno, dando lugar al nacimiento del parlamento y del tribunal de cuentas; llevó en general con tanto acierto la administración y el ejercicio del poder, que elevó la monarquía a las más altas cotas de prestigio. En el exterior evitó las guerras. Repelió a Enrique III de Inglaterra, que había ido a apoyar la revuelta de los Barones de Poitou. Firmó un tratado con Jaime I el Conquistador, evitó intervenir en las luchas entre los Estados pontificios y Federico II. Dirigió con entusiasmo la séptima cruzada. En 1267 organizó la octava cruzada, en la que murió (1270) víctima de la peste igual que buena parte de su ejército. Con Luis IX alcanzó la monarquía de los Capetos un éxito incomparable.

Los Luises celebran su onomástica generalmente el 25 de agosto (san Luis rey de Francia) o el 21 de junio, fiesta de san Luis Gonzaga. Tienen también la opción de celebrarla por San Luis de Toulouse o de Anjou (19 de agosto), San Luis Alemán (17 de septiembre), san Luis Beltrán (9 de octubre), o san Luis María Grignion de Montfort (28 de abril) y así hasta una veintena de santos.

Los reyes tuvieron una gran predilección por este nombre. Se cuentan por decenas los que en Europa lo llevaron y dieron su nombre a los luises, moneda de oro muy apreciada. Así se llamaron cuatro emperadores (Luis I el Piadoso, llamado también Ludovico Pío; Luis II, emperador de Occidente; Luis III el Ciego y Luis IV de Baviera). En Francia hasta Luis XVIII llegó la lista de los Luises, destacando entre ellos además de San Luis (Luis IX), Luis XIV el Grande, “El Rey Sol”, a quien debe el nombre el estado de Luisiana, de los EE.UU. de América. Un nombre, el de Luis, que respira grandeza y nobleza por todos sus costados. ¡Felicidades!

Santa Patricia nació de la ilustre estirpe de Constantino el Grande. Habiendo ella decidido consagrar su vida y sus bienes al servicio de Dios y de los pobres, tuvo que eludir el matrimonio que con un noble romano le había preparado su padre Constante. Llegado, pues, el tiempo de la boda, Patricia se embarcó en secreto, yendo a parar a Nápoles. En esta ciudad dio las primeras muestras de su nueva dedicación. Para dar el mayor esplendor y dignidad al culto, enriqueció varias iglesias de la ciudad no sólo con nueva y más solemne ornamentación, sino también con valiosísimas reliquias que se hizo traer de las tierras más abundantemente regadas con la sangre de los mártires y distribuyó abundantes limosnas entre los pobres. Una vez resignado su padre a respetar y aceptar la voluntad de su hija, se dirigió Patricia a Roma, y allí recibió el velo, símbolo de la consagración a Dios, de manos del papa Liberio. Para celebrar su nuevo estado, repartió con generosidad limosnas entre los menesterosos y de allí se trasladó a su ciudad natal Constantinopla, donde acabó de renunciar a sus bienes vendiéndolos todos y repartiendo su producto entre los pobres. Quiso Patricia, ya liberada de sus cargas mundanas, peregrinar a Jerusalén, pero fue voluntad de Dios que los vientos hiciesen encallar en Nápoles el barco en que viajaba. Quedóse, pues, Patricia en esta ciudad, en la que dejó un imborrable recuerdo de su generosa y eficaz dedicación a los pobres. Allí acabó sus días la santa. Por eso los napolitanos la nombraron su santa patrona y celebran con gran esplendor su fiesta el 25 de agosto.

Las Patricias celebran este día su onomástica, pero el santoral menciona otras dos santas con este nombre cuya fiesta es el 13 de marzo. Entre las glorias del nombre hay que recordar que Patricia era el sobrenombre con que era venerada Isis en su templo de Roma y que los romanos llamaron Colonia Patricia a Córdoba, porque patricios fueron sus primeros colonos. Es el de Patricia un nombre que representa el más alto nivel de nobleza en Roma y tiene como patrona una mujer de gran personalidad, cual corresponde a una auténtica Patricia. ¡Felicidades!

Acerca de mairenaljarafelibre

Vivo en Mairena del Aljarafe y este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s