La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir abandona el Corredor Verde del Ríopudio

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) no quiere saber nada del corredor verde del Riopudio pese a ser la administración competente en materia de dominio público fluvial. Tras gastar más de 11,7 millones de euros en la restauración ambiental de este emblemático espacio natural, que vértebra gran parte de la comarca sevillana del Aljarafe, la CHG se desentiende del mantenimiento, como ya adelantó la Asociación en Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA) que iba a suceder tras finalizar la millonaria obra.

La Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe, entidad supramunicipal a la que le recayó la gestión de este recuperado espacio natural, acaba de anunciar esta semana que no puede asumir el coste del mantenimiento del que sería uno de los parques lineales fluviales más importantes de la comarca sevillana. No hay dinero. Se lo dijeron sus responsables al presidente de la CHG, que hasta ahora ha asumido el mantenimiento, con la esperanza de que este organismo dependiente del Gobierno central que gestiona presupuestos millonarios, asumiese su responsabilidad. Pero en la CHG las prioridades parecen ser las obras y no mantener servicios para los ciudadanos.

«La decisión era previsible, dadas las limitaciones impuestas a los Ayuntamientos y Mancomunidades por la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, y a falta de presupuesto de los Ayuntamientos», explican desde ADTA.

Esta organización ecologista insiste desde hace varios años que la CHG, como titular de la obra, de los terrenos y del dominio público hidráulico, «debería impulsar una solución política al asunto, con la Junta de Andalucía y la Diputación de Sevilla, además de las mancomunidades –las dos existentes– y Ayuntamientos». Una solución que, para ADTA, debería materializarse mediante un acuerdo para un modelo de gestión participativo.

«Es preciso una negociación y conciliación política de todas las administraciones con competencias en la zona para dar una solución al asunto, sin perjuicio del cual sea la instrumentación final de esa solución», apuntan. Ese fue el sentido de los acuerdos de los plenos de la Diputación y de los Ayuntamientos ribereños de la cuenca del río Pudio el pasado año 2015.

Hace casi un año, en septiembre de 2015, el grupo municipal Sí Se Puede de Mairena del Aljarafe, del que EQUO forma parte, lideró una moción en su pleno municipal que fue aprobada por unanimidad. En ella se instaba a la CHG para liderar el proceso de creación de una entidad gestora en la que participen la Junta de Andalucía, la Diputación provincial, los municipios afectados y la mancomunidad del Aljarafe. A Mairena la siguieron mociones similares en plenos municipales de otros ayuntamientos. Equo denuncia ahora que “ha pasado un año sin que se conozca ninguna iniciativa orientada a la resolución definitiva del futuro del río Pudio en los términos planteados por las mencionadas mociones aprobadas”. «De nuevo estamos ante la irresponsabilida+d y falta de previsión a la que nos tienen acostumbrados nuestros gobernantes, que invierten dinero público sin preocuparse por que éste pueda malgastarse por falta de atención y cuidado» critica Concha San Martín, concejala en Mairena del Aljarafe y militante de Equo.

En Bollullos de la Mitación, uno de los municipios por los que discurre un mayor tramo de este parque fluvial, también se aprobó por unanimidad esa propuesta llevada a pleno a instancias del grupo municipal de Izquierda Unida. El actual alcalde, Fernando Soriano, insiste en que en las sucesivas reuniones que se han llevado a cabo, «los ayuntamientos entendemos que el mantenimiento es competencia de la CHG», y matiza que «el papel que debemos asumir los ayuntamientos en el parque Riopudio es el de la dinamización». El alcalde de Bollullos apunta que «hay que tener una visión de comarca; y es ahí donde la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe tiene que asumir este papel».

En este sentido, la propuesta de ADTA para gestionar este gran parque fluvial cuenta con dos líneas básicas de actuación: «Una primera de mantenimiento y una segunda de fomento, dinamización y participación pública, que identifique e impulse oportunidades y sinergias a desarrollar en esta nueva realidad territorial recién recuperada». De esta manera, según la propuesta de ADTA se estaría dotando al territorio de un nuevo espacio verde pero también de nuevas oportunidades de negocio y creación de empleo.

Pero sin mantenimiento, el parque fluvial Riopudio tiene las horas de vida contadas. Lo cual, además de suponer que se ha hecho una obra millonaria sin previsión de continuidad, deja a los más de 350.000 habitantes del Aljarafe sin un necesario espacio verde en esta comarca. El desequilibrio existente en el Aljarafe en lo referente a equipamientos de uso público con referencia a otras áreas urbanas es manifiesto. El conjunto de población de hecho del Aljarafe sitúa a este territorio en los primeros puestos regionales en cuanto a densidad de población, tras Sevilla, Málaga y Bahía de Cádiz y al mismo nivel de Córdoba, Granada y la Costa del Sol, sin embargo cuenta con menos espacios de esparcimiento natural que estas aglomeraciones urbanas. «El Parque del Riopudio ayudaría a equilibrar –un poco– la balanza», sostienen desde ADTA.

 

Acerca de mairenaljarafelibre

Vivo en Mairena del Aljarafe y este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Mi Barrio, Politica, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s