El caso de un alcalde en la indigencia

En apenas unas semanas Miguel Castañón ha situado en el mapa a Cabra del Camp, un pequeño municipio de poco más de un millar de habitantes. Ni su milenaria historia, ni su cooperativa agrícola casi centenaria, ni su potencial logístico -se sitúa en el noroeste de la provincia de Tarragona, en el entronque con el corredor del Ebro, no muy lejos de las plantas de multinacionales como Revlon, Alstom, Schutz o Ikea-, han logrado el impacto mediático que proporciona tener un alcalde, probablemente el único de España, que sobrevive sin ingresos gracias a los servicios sociales del Consell Comarcal del Alt Camp y a la caridad de sus vecinos.

Miguel Castañón Figueras, -mitad leonés y mitad catalán-, se confiesa “agotado” por la presión minutos antes de entrar en directo en un canal nacional de televisión. A sus 50 años, con su mujer en el paro y dos hijos, no se arrepiente de haberse estrenado en política pese al perjuicio causado, “sobre todo a mi familia”.

El número uno de Cabra en Comú cobraba mil euros netos en doce mensualidades hasta que la oposición -cuatro concejales de CiU y dos tránsfugas de su partido- aprobó en pleno dejarle con cero euros: “Sin dedicación, sin salario y sin Seguridad Social”.

Antes de dar el salto a la arena política, Miguel se había dedicado profesionalmente al área comercial en varias empresas, las dos últimas del sector de la construcción y actualmente cerradas a consecuencia de la crisis del sector. Cuando ganó las elecciones, llevaba doce meses trabajando en Valls como responsable de una línea de empaquetado del centro especial de empleo para personas con discapacidad de la Fundació Ginac: “Era un empleo de mano izquierda y paciencia; les gustó mi forma de hacer y me iban a hacer indefinido… podía haber firmado y solicitar luego una excedencia, pero preferí ir con las cartas por delante y renuncié al puesto”.

Salvador Pérez y Josep Pau Santolaya son los dos tránsfugas de Cabra en Comú -“traidores, puedes ponerlo así”, dice el alcalde- que han hecho posible el calvario de Castañón. “El primero es una persona sin carácter, eso sí muy ambicioso y al que le encanta hacerse el importante, de hecho ya va proclamando por ahí que es el nuevo alcalde… el segundo, directamente, es un submarino que nos colaron en la lista”, describe Castañón. En agosto, ambos apoyaron una moción de censura que sigue en el aire, aunque por el momento no ha prosperado en virtud de la legislación anti-transfuguismo.

Convergència i Unió llevaba 20 años gobernando en el pueblo hasta la irrupción de Cabra en Comú. “No han digerido -critica Castañón- que les hayamos desbancado en las urnas, ni que se han acabado los enchufes, los amiguismos y las corruptelas; Artur Mas se llena la boca de falta de respeto democrático de España hacia Cataluña, pero los suyos hacen lo mismo a pequeña escala y no pasa nada”.

La oposición entiende que la situación de Castañón, con tres únicos concejales, es insostenible. Andreu Ferrer, que había sido el alcalde durante los últimos ocho años, considera que no es necesaria una dedicación exclusiva para coordinar la acción municipal. La Alcaldía siempre se había compatibilizado con otro trabajo en la empresa privada, por lo que “nadie ve con buenos ojos la ‘profesionalización’ del cargo que pretende Castañón”. “Se pasaba por aquí un par de horas una vez a la semana, en el despacho ni siquiera había un ordenador”, se defiende éste último, que acude a trabajar a diario con horario de oficina.

El conflicto político ha acentuado más si cabe la tradicional división existente en Cabra del Camp, donde el núcleo urbano tiene menos habitantes que la urbanización Mas del Plata, situada a cuatro kilómetros y famosa por su Mazinger Z de 14 metros de altura. Allí tiene su feudo electoral Cabra en Comú, frente a la tendencia convergente del centro histórico: “Les he ofrecido una consulta ciudadana, que acataría aunque no fuese vinculante, pero no se atreven porque saben que los vecinos están conmigo; si hubiese mañana elecciones en vez de cinco sacaríamos siete concejales”, desafía Miguel Castañón.

Anuncios

Acerca de mairenaljarafelibre

En Mairena del Aljarafe este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s