Y Chaves se quedó sin premio

Yo estaba convencido que el Consejo de Gobierno iba a aprobar el nombramiento de Hijo Predilecto de Andalucía para el ex presidente Manuel Chaves y, mira por donde, el exquisito de Pepe Griñán no ha tenido ni siquiera el detalle de concederle a su predecesor en franca retirada y quien le dejó gratuitamente en herencia la Presidencia de la Junta, esa mención honorífica que Chaves pueda colocar en su salón de La Palmera para que la vean su mujer, Antonia Iborra, sus hijos, Paula e Iván, y a sus nietas. Y es que el hombre se va a jubilar sin ese merecido premio porque, si las cosas suceden como está previsto, tras el 25-M, el PSOE puede ser que no vuelva a gobernar en Andalucía durante un buen periodo de tiempo. No hay derecho, hombre. Si alguien se merecía ese galardón era Manuel Chaves después de haber ocupado los distintos sillones de la Casa Sundheim, la Casa Rosa y el Palacio de San Telmo durante nada más y nada menos que veinte años y haberse dejado la piel por conseguir un desarrollo sostenible y paritario para Andalucía y asegurado un futuro prometedor para sus hijos.
Dicen quienes le conocen que Pepe Griñán no es muy dado a conceder este título de Hijo Predilecto de Andalucía a personalidades políticas, pero, sin ir más lejos, todos pudimos comprobar cómo su Gobierno se lo daba el año pasado a Alfonso Guerra y, vive Dios, que no hay un político en todo el panorama nacional con más trienios acumulados que al que en Sevilla  llaman “El Canijo”. Lo curioso del caso no es que se lo dieran a Alfonso Guerra, lo que más llama la atención es que Griñán haya tenido la mala leche de obviar a Chaves cuando sus antecesores en el cargo, Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla, recibieron este mismo galardón en 1985 y 1991, respectivamente, un par de años después de dejar la Presidencia de la Junta.  Hubiese sido una decisión de puro agradecimiento entre dos enemigos íntimos. Chaves le cedió la Presidencia a Griñán y éste le arrebató la secretaría general del PSOE andaluz y, posteriormente, la presidencia del partido. Digo yo que, en compensación, lo lógico es que le hubiese dado el título e cuestión para que se jubilase con alguna alegría en el cuerpo después de un año bastante amargo.
Desde que en 1983 comenzasen a concederse los galardones de Hijo Predilecto de Andalucía, ya son 55 las personalidades que los han recibido. Si el primer año fueron dedicados a las artes: Antonio Mairena, Rafael Alberti, Vicente Aleixandre, Jorge Guillén, Andrés Segovia y Ramón Carande, posteriormente han entrado en nómina personajes de todo jaez. Desde políticos como Felipe González (1988) y Manuel Clavero Arévalo (1999), a juristas como Miguel Rodríguez-Piñero, Manuel  Jiménez de Parga, Pedro Cruz Villalón o Juan Antonio Carrillo-Salcedo;  historiadores como Domínguez Ortiz o García Gómez; aristócratas como la duquesa de Alba o Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans, madre del Rey don Juan Carlos; empresarios como  Javier Benjumea o Francisca Díaz Torres, e, incluso un representante del clero como el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo. Sólo un año, en 1997, quedó desierto y los únicos extranjeros en recibirlo han sido el escritor portugués José Saramago y la francesa Christine Ruiz-Picasso. La nómina por lo tanto es amplia y en ella podría haber tenido cabida el ex presidente Chaves aunque sólo fuese por mantener el récord absoluto e histórico de elecciones ganadas en Andalucía, nada menos que seis consecutivas.
Pero, como decía “El Guerra”, no el político sino el torero, “lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible”. Y este año, el 28 de febrero, Día de Andalucía, volverá a repetirse en el sevillano Teatro de la Maestranza un año más esa ceremonia de gala en torno al pintor Luis Gordillo y a la cineasta Josefina Molina, a quienes les ha correspondido el título en 2012, Como siempre, fuera, junto a la Torre del Oro, estará la ya habitual sinfonía de pitos y gritos de protesta de los funcionarios de la Junta rodeados por un amplio cordón policial. Griñán seguirá encantado de conocerse a sí mismo y la oposición parlamentaria (PP e IULV-CA) brillará por su ausencia. Ese día quedarán tan sólo 26 para la fecha de celebración de las elecciones andaluzas del 25-M y es muy posible que, durante el posterior ágape a los invitados en los jardines del Palacio de San Telmo, se puedan descubrir por dónde van a ir los tiros en las caras de los miembros y miembras del Ejecutivo de Pepe Griñán y en los rostros de los diversos líderes y lideresas del PSOE andaluz. Mucho me temo que en esta ocasión echemos en falta a Manuel Chaves quien es posible que se pierda por primera vez en los últimos 22 años esta celebración. Si me admite un consejo, yo que él no iría. Griñán también se lo va a agradecer.
PD.-Es totalmente falso. No se crean los rumores que apuntaban que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, había propuesto concederle este año el título de Hija Predilecta de Andalucía a la jueza que investiga la trama de los EREs fraudulentos, Mercedes Alaya. Por más que se lo juren, no se lo crean.

Benito Fernández –www.diariocritico.com

Anuncios

Acerca de mairenaljarafelibre

En Mairena del Aljarafe este es el blog de la ciudad.
Esta entrada fue publicada en Politica, Todas las categorias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s